Compartir
Senado debe ser garante de los derechos humanos y de su progresividad
Senado debe ser garante de los derechos humanos y de su progresividad

El Senado de la República debe ser garante de los derechos humanos y buscar su progresividad, así como de salvaguardar los avances y logros que las distintas instancias gubernamentales, autónomas o de la sociedad civil, han alcanzado, aseguró la senadora Kenia López Rabadán.

Durante la presentación del libro “Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo”, dijo que es fundamental seguir contribuyendo al trabajo de cada uno de los espacios institucionales para mejora de la vida de los mexicanos.

La también presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, expresó que libros como este, desde un estudio técnico y académico, permiten entender la lógica de los derechos humanos, para garantizarlos a familias, niños, jóvenes, adultos, indígenas, mujeres.

Al respecto, señaló que se ha presentado una iniciativa que busca modificar la actual Comisión Nacional de Derechos Humanos, cambiarle las facultades e, inclusive, desaparecer las comisiones estatales.

Ante ello, indicó, habrá gran discusión y deben generarse distintos foros y mesas de análisis. No es un tema menor. Hemos avanzado mucho en esta materia y es relevante reconocer la importancia de los documentos que nos ayuden a entender todo acerca de los derechos, para que sean visibilizados, entendidos y respetados.

El doctor Armando Hernández Cruz, magistrado del Tribunal Electoral de la Ciudad de México y autor del libro, explicó que el texto busca aportar un diagnóstico sobre los derechos humanos en su correlación con la sociedad, confirmando que no debe haber divorcio entre la teoría y la defensa práctica de los mismos.

En tanto, el director de asuntos jurídicos de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Christopher Arpaur Pastrana Cortés, dijo que el autor propone la expedición de un ordenamiento jurídico integral por cuyo conducto se determinen con precisión las condiciones mínimas de vida de la población y que al mismo tiempo se establezcan los mecanismos para hacerlos efectivos y exigibles.

Subrayó que también apunta a dos líneas de acción administrativas. La primera dirigida al establecimiento de planes y programas, con recursos suficientes para el desarrollo de políticas. La segunda, para la creación de la Procuraduría de Desarrollo Nacional.

El doctor Juan Manuel Romero Martínez, académico de la UNAM, consideró que lo novedoso de la obra es que analiza las obligaciones del Estado mexicano en cuanto a la democracia y su desarrollo en general. Explica que la sociedad debe entenderla como un factor de derecho humano y la presenta con lenguaje comprensivo para todo el mundo.

Recuperado de: comunicacion.senado.gob.mx

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here