Compartir
Foto: FB Paola Pliego

Por: José Eduardo Zacaula || @SoyMilennial

Paola Pliego es un ejemplo de perseverancia, de lucha, pero sobre todo de la dura toma de decisiones que debe realizar un atleta mexicano para destacar en el deporte mundial y es solo un ejemplo de los miles que existen en el país, pues carreras se han visto truncadas por la falta de apoyo.

La situación de la esgrimista mexicana es tan solo la punta del iceberg, el deporte en México tiene más escándalos que medallas ganadas en Juegos Olímpicos y esto es un tema de forma y fondo.

¿Los responsables de esto? la gente de pantalón largo, que de administración y gestión deportiva saben un carajo. Han desfilado nombres y personajes “importantes” en las direcciones de las federaciones, así como en el COM y la CONADE donde nada ha cambiado.

La incompetencia de los mandamás, aunado a la atención de sus intereses personales, económicos y políticos han terminado por hundir en la obscuridad y mediocridad al deporte mexicano.

Este tornado que hoy aqueja al deporte mexicano es un reflejo más de lo que vivimos como país y sociedad, hoy el deporte en México está muriendo de a poco, invadido por el cáncer de la corrupción e impunidad.

Falta una reestructura a nivel COM-CONADE y posteriormente en cada Federación, en la cual se tendría que revisar el histórico de proyectos ejecutados y finanzas entregadas desde la gestión de Raúl González y de encontrar ilícitos e irregularidades en dichas indagaciones castigar a quien se tenga que hacerlo.

Luego colocar en los puestos claves a gente capacitada y profesional sin importar su nacionalidad que ayude al despunte del deporte mexicano, pero esto acompañado de políticas públicas enfocadas al mejoramiento de la salud y el bienestar de los mexicanos como punto inicial, contemplando un proyecto más ambicioso de fondo. Si el deporte se continúa viendo como un simple juego o negocio y no como una herramienta formativa y de recuperación del tejido social con la que se puede impulsar el crecimiento y desarrollo de niños y jóvenes con miras a formar paulatinamente a atletas de alto rendimiento, el resultado seguirá siendo el mismo.

Lo más triste es que existe un alto porcentaje de continuar leyendo historias de deportistas que migran a otros países para perseguir su sueño de competir en la élite mundial, porque para este gobierno no es prioridad el deporte y mucho menos implementar políticas públicas integrales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here