Compartir

El ex gobernador de Puebla, Mario Marín, promovió un amparo contra la orden de aprehensión librada en su contra, por su presunta responsabilidad en el delito de tortura en agravio de la periodista Lydia Cacho, cometido en 2005.

La juez Rosa María Cervantes Mejía, titular del juzgado 12 de Distrito de Amparo en Materia Penal, concedió al ex mandatario una suspensión contra la orden de captura, pero no será suficiente para poder evitar su detención, porque el delito del que se le acusa fue consignado bajo el sistema de justicia penal mixto, es decir, está tipificado como grave y no alcanza la libertad bajo caución, en caso de ser detenido y se le lleve a juicio. Asimismo, la juzgadora conminó a Mario Marín a ratificar la demanda de garantías presentada el 7 de mayo.

En abril, la magistrada María Elena Suárez, titular del Primer Tribunal Unitario Vigésimo Séptimo Circuito, ordenó la aprehensión del ex gobernador así como del empresario Kamel Nacif.

También se ordenó la captura del ex jefe de la Policía Judicial de Puebla, Juan Sánchez Moreno y del ex subdirector de mandamientos judiciales, Hugo Adolfo Karam.

La resolución revocó la decisión del juez Segundo de Distrito en Quintana Roo, quien en 2018 negó la orden de captura a la entonces Procuraduría General de la República. Hace unos días, el titular de la Fiscalía General de la República, Alejandro Gertz Manero, informó que solicitó a Interpol la emisión de una ficha roja para detener al ex gobernador.

Por esta razón, el ex mandatario estatal es buscado 194 países que están adheridos a la Organización Internacional de Policía Criminal.


Fuente: Milenio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here